miércoles, 3 de junio de 2009

Carrera sin humo - 5 km, 31 de Mayo de 2.009

¿Una carrera? Si, la verdad es que aparentemente, no tiene que ver mucho con la montaña... Pero en fines de semana que no tengo tiempo para escaparme al monte y, que sinceramente, me gusta más ir en invierno, este calor a mi me mata, me gusta andar en bici, jugar al futbol con los amigos... y desde este año, le estoy cogiendo el gusto a correr. Llegar de trabajar a casa entre semana "inquieto", sin mucho tiempo y, teniendo un parque al lado de casa, ayuda bastante a que me ponga las zapatillas y salga a sudar un rato.

Me enteré de que anualmente, sobre todo en primavera-verano, en Zaragoza, ciudad llana donde las haya, se organizan varias carreras populares, es decir, que puede apuntarse todo el mundo... Además encontré una que era sólo de 5 kilómetros, que para empezar en esto, ya vale... cuyo objetivo era la concienciación de la lucha contra "el humo", así que, añadiendo que inscribirse sólo costaba 4€ me animé a probar.

En realidad, tiene truco, ya que algún día, me gustaría hacer carreras de montaña. Pero como aún queda para ese día, empezaré ganando condición física con las urbanas. A ver si el año que viene es la de 10km...


Dejo el link de una galería de fotos de una aficionada que ha colgado varias, entre ellas, la de más abajo en la que aparezco llegando a la meta un poco justo ya...

Invertí 23 minutos y 18 segundos, lo que supone un ritmo medio de 4:39 minutos por kilómetro. El puesto, lo de menos: el 191 de 478 en los resultados generales y el 158 de 339 en los resultados de categoría absoluta masculina. Contando que mi objetivo era no hacer demasiado el ridículo y que al paso por el km3 me entró flato, terminé animadísimo para seguir dándole a esto y en el futuro... ya veremos.

1 comentario:

bOrJa dijo...

Ey, qué tal? Bueno, ese pedazo de blog!! Muy bien Pedro, correr al principio es sacrificado pero en cuanto le pillas un poco el ritmo y la condición se disfruta mucho. Yo hace tiempo que de todas formas solo corro por el monte, es una gozadad para los sentidos, pero claro, aqui en Pamplona nos lo podemos permitir pues vivimos rodeados de montañas!
Venga, un saludo!!!