sábado, 22 de agosto de 2015

Escalada en el mirador de Cofría y cueva del Soplao

Entre las localidades de Muñorrodero y Camijanes, cogemos un ramal de carretera sin salida, justo donde hay un cartel que reza “Mirador de Cofría”. Estamos en la comarca de Saja-Nansa, justo enfrente de la sierra y sobre el río Saja y su paseo fluvial. Un paraje tan bonito como tranquilo. Lugar recomendado para escalar por nuestra amiga Isabel, que trabaja en el camping "El Helguero" y su novio Jimmy.

Aunque apenas se deja entrever entre la maleza, hacia la izquierda y pegado a la muralleta del mirador, iniciamos el camino que tras rodear el primer cortado comienza a descender hacia el paseo fluvial, dejándonos justo en las inmediaciones de uno de los tres sectores de esta escuela.
Otro pie de vía precioso donde dejamos las cosas y nos ponemos a escalar.

Dejamos las cosas y echamos un vistazo a la zona que bien merece la pena otra visita y pateo para poder recorrer el curso del río entre estas dos localidades… Decidimos empezar, aunque el nombre y grado de las vías que según nos habían comentado estaban a pie de las mismas, no lo están. Vemos alguna cuerda fija recogida y los parabolts y reuniones en perfecto estado. Después descubrimos que hace unos meses no debían estar así y los han reequipado.

La escuela es de placas sobre caliza gris de calidad, algo musgosa en algunas vías pero de gran adherencia y variedad de agarres. Decidimos empezar con algo sencillo. Vías de metros que me recuerdan a otras de Morata. De saber moverse, Escalamos fácil primero unas vías del sector bancos, las últimas por la izquierda que creemos son Pandora, IV y Variante Pandora, V- más que nada por lo fácil de las mismas y porque compartían reunión, pero no lo se seguro.

Después nos movemos al sector los ángeles. Aquí como en una vía permanece el nombre, tengo más claro cuáles son las que escalo: Druidas, 6a, El barón vuela sobre Inglaterra, V y Carnet por puntos, V+ todas de gran calidad, especialmente Druidas, 6a. Dejo para otra ocasión un montón de vías y de mayor dificultad que me gustaría probar y trabajar en futuros veranos.

Así mismo, dejo las reseñas que he encontrado por la red en el siguiente LINK.

Cierro este verano en Cantabria con 8 largos de IV+ a 6a a vista que no es gran cosa, pero al menos, es algo… Y sobre todo, disfrutando de poder escalar junto a Carol en unos lugares así. La semana que viene toca volver a los entrenamientos y empezar a trabajar objetivos más ambiciosos este curso.
*Esta fotografía y la anterior, son cortesía de Gonzalo Fuente Fernández, vecino de San Vicente de la Barquera.

A la tarde, después de comer en el mirador disfrutando de la sombra y las vistas, subimos a la cueva del Soplao a disfrutar de una visita de dos horas y media en formato “aventura” donde recorremos la parte final de una cueva de más de 20 km. con guías de espeleología (Juan y Marcos, muy majos. Hicieron amena, divertida e interesante la visita.) que descubrieron a principios de siglo los mineros de la zona. 

Esta cueva se caracteriza por la alta concentración de formación excéntricas en su interior además de estalactitas, estalagmitas, coladas, banderas, etc… Algunos de los salones, como el del órgano o el del bosque son realmente increíbles. Parece mentira que existan formas, colores, espacios… así fruto del tiempo y del agua sobre la roca caliza.

Una visita muy recomendable si se está por la zona. Sin duda.

No hay comentarios: